El lenguaje de los nuevos medios de comunicación (Lev Manovich, Paidós, 2008)

ManovichEl libro de Manovich contiene muchos elementos que lo hacen imprescindible si quieres ahondar en qué significan y cómo son los nuevos medios de comunicación (los digitales frente a los analógicos). También explica bastante bien qué no son. Si crees que Internet no es un nuevo medio y sólo es un soporte más en el que se pueden distribuir las noticias/programas que se producen en periódicos, teles o radios ahórrate el disgusto de leerlo. No es un libro fácil por lo nuevo de muchas de sus propuestas y por su tratamiento un tanto caótico, así como por la obsesiva presencia del cine a lo largo de sus páginas. Ármate de valor (los valientes tienen recompensa siempre) y si la primera parte se te hace espesa salta al capítulo uno.

Manovich advierte desde el principio del libro: la comprensión popular asocia los nuevos medios con la distribución y exhibición y no con la producción. Así, creemos que lo son unas fotos en CD-rom y no las mismas fotos en un libro, cuando, además, han podido ser realizadas con una cámara digital. Este pensamiento errado ha llevado a eminentes editores convencionales a defender que pueden “fabricar”, sin excesivas modificaciones en los procesos previos, la misma información en diferentes soportes (papel, ordenadores) porque vinculan exclusivamente el nuevo medio con nuevas formas de distribución de los contenidos.

El autor defiende en cambio que la revolución ante la que estamos es más profunda que la de la imprenta, con la que se suele comparar, porque ésta afectó sobre todo a la distribución de los contenidos, mientras que la actual invade todas las fases del proceso de comunicación: captación, manipulación, almacenamiento y distribución. No entenderlo, no ponerlo en práctica, está convirtiéndose en uno de los talones de Aquiles de la industria mediática que hemos conocido hasta ahora. Pero eso será objeto de otros libros y otros estudios.

Quizás la parte que más se cita del libro de Manovich sean los principios de los nuevos medios que enumera en el primer capítulo.

1.- Todos los objetos de los nuevos medios son representaciones numéricas. Da igual un artículo de Mario Vargas Llosa que una foto de carné desenfocada: todo son bits, números en los medios digitales. Todo puede ser descrito por funciones matemáticas y, por tanto, todo se vuelve programable. Una foto puede ser sometida a un filtro (una fórmula matemática en el fondo) que la vuelva más contrastada, o que le quite el color y la haga en blanco y negro.

2.- La estructura de los objetos ha de ser modular. Una foto en los nuevos medios siempre mantiene una estructura similar, puede combinarse y los nuevos objetos son (han de ser) modulares. Una película digital es un conjunto de otros objetos (películas, fotos) que son a la vez independientes. Una página de Internet está compuesta de objetos (fotos en formato .jpg, flash, textos) y, a su vez, forma parte de forma modular de uno o varios web.

Los dos principios anteriores permiten llegar al tercero que es la automatización. Aquí aparece la posibilidad de que sean las máquinas quienes ejecuten muchos de los procesos que en los medios analógicos estaban reservados a los humanos. Es fácil desde una estructura web tomar los objetos y reconvertirlos en una estructura para teléfonos móviles sin intervención de las personas más que en la programación inicial de los procesos.

Relacionado con los tres primeros está el principio de la variabilidad cuando, a diferencia de los medios antiguos en los que en un momento del proceso un trabajador ensamblaba las piezas de una forma determinada y única, aquí se puede estar dando origen a múltiples representaciones diferentes a la vez. Antes con una foto original más un texto montábamos una página de un periódico. Ahora de la foto y el texto podemos obtener muy diferentes versiones en el mismo instante, todas igual de válidas e importantes. Con los mismos datos podemos crear formas distintas. Así unas cotizaciones bursátiles tienen forma de lista, a la vez de gráfico y éste, a su vez, existe en distintos tamaños y versiones para dispositivos diversos.

Queda en manos del lector el quinto principio, la trascodificación, en el que se describe como la representación de los nuevos medios a pesar de ser realizada para que los seres humanos la entiendan, tiene muchos elementos de un universo nuevo (el numérico, el de las bases de datos, el de los ordenadores). Es el último y el que que nos debería llevar a pensar en una nueva teoría que vaya superando a MacLuhan en un sentido bien distinto, y por supuesto no tan simplista, al que interpretó recientemente el director del diario El Mundo: el medio no era el mensaje, ni el masaje, pero tampoco lo es la marca.

Los nuevos medios pueden parecer medios pero eso es sólo la superficie, asegura Manovich. Si quieres saber un poco más sobre lo que realmente son, y lo que no son, intenta conseguir el libro y ten por seguro que, desde la visión de quienes trabajan en estos medios, en la práctica es el que mejor teoriza lo que hacemos cada día.

Via 233Grados

comentarios

Dejar un comentario